miércoles, 11 de febrero de 2009

HISTORIAS HOY: RIVALIDAD CONTRA MORON


LA RIVALIDAD CON DEPORTIVO MORON

Más allá que ahora Almirante Brown tiene equipos adversarios y enemigos dentro y fuera de la cancha, como Nueva Chicago, Deportivo Laferrere, All Boys y otros, el verdadero rival y el clásico más añejo es ante Deportivo Morón, cuyos primeros enfrentamientos futbolísticos se remontan a 1957, cuando nuestro equipo recién ascendido a la Segunda de Ascenso comenzó a confrontar oficialmente ante el “gallito” en el campeonato de esa categoría del año de referencia.
El primer partido por los “porotos” se jugó el 20 de julio de ese año, cuando por la 14° fecha de ese certamen visitamos a Deportivo Morón en su estadio y como si fuera un adelanto de la posterior paternidad, le ganamos 1 a 0 con gol de Florentino, quitándole el invicto de su cancha en esa temporada. En la revancha, jugada el 16 de noviembre en nuestro viejo estadio de Matheu y Almafuerte, lo derrotamos categóricamente por 4 a 2.
Según cuentan, si bien desde que se inició la confrontación había rivalidad porque los dos equipos eran de la zona oeste, la verdadera enemistad nació una temporada después. En la primera rueda en nuestra cancha le volvimos a ganar, esta vez por 2 a 0 con goles del “Ruso” Harguinteguy y Zárate y en la revancha, jugada en Brown y Larroche el 10 de enero de 1959 (el campeonato sufrió una interrupción entre julio y agosto producto de la solidaridad del fútbol con los inundados de ese año) reiteramos la victoria por 2 a 0 con tantos señalados por López y Yóvine.
Precisamente, el segundo gol aurinegro fue la piedra del escándalo y la génesis de esa rivalidad, porque los jugadores locales adujeron que el goleador de Almirante Brown estaba en posición adelantada, le protestaron airadamente yéndose encima al árbitro José Iacovino, quien determinó la expulsión de Molteni, a quien posteriormente el Tribunal de Penas le aplicó 30 fechas de suspensión y dio por finalizado el partido con el mismo marcador, o sea 2 a 0 para nuestro equipo. Además, esa circunstancia derivó en que la parcialidad de Deportivo Morón se enardeciera y se produjeran serios incidentes con la Policía, lo que obligó a la suspensión del partido, naciendo de esa manera una rivalidad que sigue latente hasta hoy.
A modo de testimonio acá está la síntesis del primer partido oficial, ya que anteriormente se habían jugado algunos cotejos amistosos, siendo el más cercano el disputado el 30 de marzo de 1957, cuando Almirante Brown festejó el ascenso del ’56 derrotando en nuestro estadio a Deportivo Morón por 3 a 1.
Cabe acotar que la cercanía de las canchas y la incipiente rivalidad hicieron que a ese primer encuentro por los puntos asistieran al partido alrededor de cuatro mil personas, que dejaron en boletería 12.800 pesos, una cifra inusual para la categoría, ya que ese mismo día por el torneo de Primera “B”, Banfield-Nueva Chicago, lograron recaudar 15.800 pesos y Chacarita-Temperley 17.000.

Alejandro Tevez. Fuente: Carlos Correa. La Voz del Hincha Mirasol.

3 comentarios:

claudio dijo...

No estoy de acuerdo con parte del artículo. Si bien es cierto lo que ocurrió a fines de la década del '50, eso fue un incidente deportivo.
Lo cierto es que el primer gran clásico de Morón fue Nueva Chicago.
Incluso, también es cierto que el primer gran clásico de Almirante Brown curiosamente también fue Nueva Chicago.
En ambos casos, en la década del '70.
La rivalidad fuerte e importante entre Morón y Almirante fue tomando color entre fines de los '80 y mediados de los '90, y se potenció como dice la nota, en 2001.
Esta rivalidad se hizo fuerte, cuando ambos clubes no enfrentaban a Chicago por estar en distintas categorías, y si lo hacían entre sí.

Claudio

claudio dijo...

ACLARACION SOBRE LO QUE ESCRIBI ANTERIORMENTE:
Perdón, el tema que puse acerca de que se potenció la rivalidad en 2001, figuraba en otro artículo, no en este.

Claudio

jorge figueroa dijo...

Te falta aclarar que moron siempre cobro y corrio de local y visitante